Casa Figueras

La bodega de LaFou está en pleno centro de Batea, en la plaza mayor del municipio. Ésta era antiguamente una balsa de agua que abastecía a la población y, sobre todo, al ganado. En 1787 se quiso eliminar por razones higiénicas, pero no se consiguió hasta dos años después cuando, gracias a la canalización de la fuente de Llavar y a la construcción de la fuente de la Botera, llegó el agua corriente al pueblo. En 1803 se selló definitivamente la balsa y se construyó la plaza mayor de Batea, fomentando así el crecimiento urbanístico de la localidad.

Parece ser que el molino de aceite, existente en la edificación de 1780, no pudo seguir funcionando sin la balsa de agua, motivo por el que se vendió a la familia Figueras, que lo convirtió en su vivienda.

Actualmente es propiedad de la familia Roqueta, que la ha rehabilitado para crear un espacio único con las modernas instalaciones de una bodega vitivinícola. Esta intervención ha dejado a cuerpo descubierto los diferentes elementos dedicados a la elaboración y almacenamiento del vino y el aceite y otros elementos arquitectónicos, como capiteles ancestrales o antiguos depósitos de fermentación, mostrando así las cualidades propias de las construcciones de las casas señoriales de los siglos XVIII-XIX.

La bodega cuenta también con un patio interior completamente reformado y está equipada con los mejores sistemas de selección y cuidado de la uva, con el objetivo de mantener las propiedades diferenciales de la zona en las variedades cultivadas en el territorio.

Ver más fotografías